Fatou-portada

Fatou, primeramente, es el nombre de una joven mujer gambiana. Pero bien podría nombrar a todas las damas de aquel continente. Un esbelto nombre propio que al poco pasa a actuar como símbolo que abraza la dureza, la fuerza, la perseverancia, la resistencia, el futuro y la belleza extrema. Significa ante todo Poesía. Está claro. Una montaña enorme de sentimientos nacidos en un país llano por completo. Ese lugar desconocido del sur donde encontré mi norte.

Fatou se alza como cincuenta pasajes poéticos que narran una historia, una vida, corta pero intensa en las tripas del continente negro. Con un nacimiento, un día a día y una muerte. Son hojas de libreta escritas en África, manchadas de África, soñadas en África, pero no necesariamente de temática africana. Letras que respiran como la vida. Versos nómadas que cambian según son leídos. Textos, como brújulas, que me hicieron no perder demasiado la cabeza en mis periplos africanos.
Fatou, en resumen, es un viaje a otro continente. Concretamente al continente de las emociones humanas. Por un lado el más frágil ecosistema que existe. Por otro, amigos, puro rock&roll.

 

btn_buynowCC_LG

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios